Datos personales

Mi foto
Soy una perra mestiza. No creo en las razas, si en las especies. Y en las especias...porque yo soy especial.

sábado, 24 de enero de 2009

Fábula del jilguero y la gaviota




Encontré su espalda apoyada en la arena. Miraba al sol con los ojos abiertos. No lo veía solo lo miraba.
Era un montículo tierno de tierra mojada. Y allí se auto complacía de lo bien que estaba todo. El calor. El frescor. El arrullo del mar. Todo era perfecto. Todo estaba hecho para él.
Pero estaba solo.
Después de haber salido de la jaula solo tenía que aprender a mover las alas para volar. Demasiado esfuerzo para su corazón acostumbrado a tener el buche siempre lleno.
Supe poco después que aquella gaviota le traía pescado fresco de su pico. Le trenzaba algas sobre sus plumas. Y el precioso jilguero engordaba y crecía sin cantar aún una sola canción. Solo de cuando en vez, al ponerse la tarde colorada, apilaba piedras a su alrededor. Al suyo. Y al de su gaviota. Como si fuera un nido. Solo como si fuera.
El mar se hizo de invierno, tras pasar la primavera de puntillas y el verano corriendo con los niños descalzos de la playa. El otoño cayó desprevenido. El frio se hizo mar y el mar invierno. Azul y gris. Y negro y blanco. Oscuro, incierto. Rayos de luz inesperados y sonoros.
El precioso jilguero no sabía cantar. A la gaviota se le agarrotaron los músculos de las alas. No quedaban ya algas ni pescados. A la orilla llegaban las maderas de los restos de un naufragio. Y conchas. Conchas, caracolas de colores y cangrejos andando hacia atrás. Mientras crecía y engordaba. Hermosa ave del paraíso reconstruida.
La gaviota oteaba el horizonte. El viento empujaba en la dirección equivocada. ¿O es que equivocaba la gaviota su manera de encararlo?
Me contaron que en la punta de sus plumas se olvidó la luna de pintar su plata. Famélica y perdida, solo encontró un montón de piedras apiladas. Una muralla.
Un águila rapaz de agudo pico la miraba a través de sus ojos amarillos.
Aprovechó la ráfaga olvidada y voló. Voló a través de la pequeña empalizada.
Encontré su espalda apoyada en la arena. El jilguero jamás vería el sol. La muerte nunca viaja en la dirección equivocada.
Moraleja: para salir de la jaula es preciso mover las alas.

20 comentarios:

Nerina Thomas dijo...

Bella moraleja amiga, como siempre nos regalas.
Un mimo al alma!!

VIVIR dijo...

Que bonito sobrina... con lo bien que cantan los jilgueros...

¡que digo yo! tu sabras cantar algo... ¿o no? ¡si!.... jajajajaja

un beso

VIVIR dijo...

Recoje de mi blog los premios:

Dulzura y

Luz en el alma.....


¡DOS EN UNO! JAJAJAJAJAJAJAJAJA

Gaby dijo...

Querida 'Laura', gracias por tu visita a mi blog. Entre mi fe, que dices no compartir aunque demuestras respetar de modo tan especial, y tu visión del mundo (el amor. la amistad, la paz...) no existe, en efecto, gran diferencia. Me encanta encontrar (aunque tú y yo hace tiempo que ya nos encontramos felizmente) a una periodista capaz de ayudar a construir ese espacio laico que nadie parece comprender en su justa medida y que no puede ser sino el lugar de encuentro de la crencia y la increencia así como de las creencias entre sí. Mi fe, como el buche lleno dentro de la jaula de tu fábula, tiene ahora mejores condiciones para tomar el vuelo, para compartir vuelo con otras visiones del mundo tan loables. ¡Qué bueno tenerte aquí para que compartamos tantas cosas cómo nos unen! Un abrazo, 'Laura'.

emigrante dijo...

una nana magnífica. he tenido esa sensación de duermevela.

http://www.youtube.com/watch?v=t9BqgrhHhQE

Alfonso dijo...

Lo malo Laura es cuando naces DENTRO de la jaula, y por mucho que quieras mover las alas, ni te enseñan, ni te dejan.

Mundo Animal. dijo...

holaaaaaaaaaaaaaa Laura que bella entrada. que bonito espero pases un buen domingo abrazos para vos
Chriss

Laura dijo...

Nerina, gracias. Ha sido una semana digna de fábula y no en el sentido de "fabulosa" precisamente.

Vivir, precisamente coloqué al "malo" de la historia como un jilguero porque de ellos solo esperas cosas buenas y este en particular, ni siquiera sabía cantar, era sola apariencia.
Ah, gracias por los premios...sigo sin saber colocarlos pero me doy por premiada.

Si, Gaby, el problema de mucha gente es que se coloca murallas alrededor y no son capaces de compartir la cantidad de cosas que nos unen y solo aprecian las pocas que nos separan. No saben respetar porque no saben querer a sus semejantes...y ¿sábes qué te digo? que ellos se lo pierden.

Emigrante, es una nana para no dormir.

Alfonso, este jilguero, en concreto nació libre...se metió solito en la jaula porque no sabía ser libre.

Chriss, gracias cielo, yo también te deseo lo mejor.

VIVIR dijo...

LAURITA, EN MI BLOG EXPLICO COMO SE CUELGAN LOS PREMIOS....

POR CIERTO GABY ES UN FUERA DE SERIE Y DE CASTA LE VIENE AL GALGO... (SUS PADRES SON "PA COMERSELOS DE BUENA GENTE") ASI QUE EL CHIQUILLO HA SALIDO... COMO TENIA QUE SALIR.... ¡BUENA GENTE! Y LO SE BIEN.....

AL CESAR LO QUE ES DEL CESAR...

OTRA COSA ES QUE YO NO CREA EN LOS CURAS Y SI EN LO DEMAS....

UN BESO

MONICA dijo...

Preciosa historia de la que aprender. Un abrazo y gracias por estar cerca.

El Capitán Escarlata dijo...

Escampón en Jerez y saqué a Coke (mi perrito) a pasear,... saludó a sus amigos,... depositó lo que tenía que depositar (y que este vuestro servidor recogió), y volvimos a casa para escribir este comentario y saludaros mi Señora.

Un texto muy luminoso mi Señora.

Expresiones caninas varias

Arantza G. dijo...

Preciosa lección.
Un beso.

Arwen dijo...

Preciosa entrada..tenemos que volar por nosotros mismos aunque sea duro...besitos

Gu1ta dijo...

Preciosa entrada... increible cómo consigues mezclar moraleja con arte...
campeona..

Ecasper dijo...

Yo estuve trabajando en un refugio de perros y gatos durante un año, y era una de las cosas que te llena. No sé, parecía que te daban las gracias con los ojos.
Yo no era la que los curaba ni vacunaba ni llevaba al veterinario (porque ni sé de enfermería, ni tengo capacidad física para curarlos, ni tengo coche). Pero yo era quien los sacaba a jugar.
En serio, me llenaba.

Y Beirut... bienvenida a su club de fans. Esas trompetas me hacen incluso levantarme de la cama a las dos de la mañana para escuchar "la última".

eva dijo...

sin palabras, precioso, un besito

VIVIR dijo...

Tengo el honor de regalarte el premio....

¡Premio Blog con Esencia!!!

Un fuetisimo abrazo

Arwen dijo...

Laura te he dejado un regalito en forma de meme en mi blog....besitos

Laura dijo...

Vivir, por supuesto que Gaby es canela en rama, lo que yo digo siempre, la idea es ver lo que nos une a las personas, no lo que nos separa. Siempre desde el RESPETO ¿será por eso que me encuentro con tan buena gente?

Mónica, podrías tu hacerme las ilustraciones de mis cuentos...seguro que son preciosas.

Mi Capitan, os recibo con los brazos abiertos, alguien que como vos escribe tan bellos sonetos, merece que el puente levadizo de mi castllo baje para vos y vuestra montura.

Arantza, es una lección que deberíamos conocer antes de que se escribiesen las fábulas ¿verdad?

Arwen, volar si, pero con un rumbo trazado.

Gu1ta, tú si que eres una campeona.

Ecasper, cuando hablan de trabajar como voluntarios, la mayoría de las personas piensan que van a cuidar, limpiar jaulas, animales...en definitiva, lo básico, pero pocos son los que se ofrecen para jugar con ellos o sacarlos de paseo...¡¡¡y son tan necesarios!!! y no me hables de Beirut que por "tu culpa" me he enganchado a su música ¡qué buena!

VIVIR dijo...

Que tienes que recojer de mi blog el premio

¡Blog con Esencia!!!!


¡¡¡YA!!!!!!??????