Datos personales

Mi foto
Soy una perra mestiza. No creo en las razas, si en las especies. Y en las especias...porque yo soy especial.

sábado, 18 de julio de 2009

Opus




Había comprado en el bar de al lado una lata de refresco. A las tres de la tarde, con aquel calor, solo le apetecía estar tumbada a la sombra de una palmera en las playas de Tahití. Soñar es gratis se dijo y sin embargo se le estaba yendo una pasta en vivir en primera persona una de las peores pesadillas a las que puede enfrentarse el ser humano.
Aún quedaban unos minutos para la hora convenida y decidió subir hasta su casa y tomárselo con calma. Era inevitable, lo mejor era estar preparada mentalmente. Aunque en realidad, por mucho que te cuenten, por muchas experiencias de otros seres que han sobrevivido a ello, era ella quien tenía que enfrentarse sola a la situación.
La estancia vacía, aún sin muebles, no invitaba precisamente a la reflexión. Decidió sentarse en el suelo, lleno de polvo, y apoyar su espalda contra la pared. Por la ventana amplia del salón que da a la calle aún quedaba una rendija que iluminaba parte de la esquina, casi la rozaba con los pies al estirar las piernas. Se fumó un cigarrillo mientras bebía y esperaba. Luego vino otro y otro más, recogió las colillas y las metió dentro de la lata vacía.
El sol ya se subía por las paredes del rincón. Sin darse cuenta se quedó traspuesta. Había pasado una hora. No podía creerlo: dormirse en semejante postura. Le dolía el cuello de haber dejado la cabeza colgando sobre su hombro, el codo de apoyarlo en el suelo, la mano, de soportar el peso del brazo. Hizo ademán de levantarse, pero sus fuerzas le habían abandonado momentáneamente. Cuando por fin lo consiguió a duras penas hizo un recorrido por toda la casa para acomodar la vista, para adaptarse como un toro en los chiqueros al destino que aparecería de pronto a la vuelta de la esquina. El destino fatal que se escribe con sudor de sangre y paciencia, la que ya comenzaba a faltarle, la que hacía que su corazón palpitase a mayor velocidad cada segundo de más que superaba la hora pactada.
Setenta y nueve minutos más tarde aparecía por la puerta aquel hombre de aspecto descuidado, menudo, curtido por el sol, con una sonrisa de oreja a oreja, como si fuera divertido, como si repartiera felicidad a su paso.
Esta vez, al albañil se le había caído la bujía de la moto “y he tenido que cambiarla señora”.
*Obra, viene del latín, opus. Los albañiles saben latín.

19 comentarios:

El Capitán Escarlata dijo...

Este gremio es de los más informal mi Señora, sé algo al respecto... me alegro de leeros,... estos pequeños cuentos son una delicia.

Expresiones constructivas varias.

Mundo Animal. dijo...

TE DEJAMOS UN ABRASITO
  . - - . “     “ . . -   ` " . _
  | C      e _ /        `\\
  “ - .    e / o \\ _a     , _ /
    |     \\ _u/ o\\a    |
    \\ .     \\ / _/ . - . __ /
     . ; . “ - . . . - -   \\  \\ - - .
   . “  \\      . -   /   “ .
  /     “ - - . - - -..    /     \\
  |       \\ __ . . - - `-      |)
..  (|.        |  \\       / - .
   \\  __     /    “ . ““ - . __ . -   \\
   ; `  ` \\ - - ;    |   \\ “.  / ` |
   |.    -|   |    |    |  \\ \\ _ ;
   |     \\ ) ) )   /---   |   - . _/
   \\   ) ) ) - -`   ( ( (  /
    `- - -`       `- - -

En el día de la amistad queremos desearte que todos tus mejores
anhelos se hagan realidad y que tengas éxito y felicidad,
un corazón alegre y risas. Queremos decirte que para nosotros
es maravilloso tenerte de amig@ y que atesoraremos siempre tu amistad.

MUNDO ANIMAL TE DESEA, UN MUY FELIZ FIN DE SEMANA Y LINDO DIA DE LA AMISTAD , CHRISTIAN Y ESTRELLA !!!!!!

Camaleona dijo...

Yo he pintado recientemente la casa... y la necesidad hace que la responsabilidad resurja...

Liliana G. dijo...

"En todos lados se cuecen habas", y cuando de albañiles se trata...

Muy buen relato.

Muchos cariños.

Laura dijo...

Mi Capitán, todo aquel que conozco que ha vivido en sus carnes una obra tiene para un libro jjajj...

Laura dijo...

Mundo animal, sois un cielo, buen finde para vosotros también!

Laura dijo...

Camaleona...uf, pintores...a mi me salen ronchas solo de pensar en reformas, obras jjajja

Laura dijo...

Liliana ¿en tu país también? ¡santosielo, son una pandemia! jajjaj

Alfonso dijo...

jajajaj ¡Qué susto me metes con los títulos hija mía! ¡Yo he terminado de pintar el piso, y M. ha aprobado las oposiciones de Magisterio y encima sabe de albañil! ¡Qué más quiero! Hoy soy feliz, ea :)

Laura dijo...

Alfonsooooooo!!!!!
Oé, oé, oé, oé....
¡ENHORABUENAAAAAAA!!!!!

Nerina Thomas dijo...

Es así en todos lados amiga. Bello cuento, una vez más.
Te abrazo

Laura dijo...

Lo que yo digo pues: una pandemia, Nerina, una pandemia jjajaj

TROnA dijo...

jajajaja que tipico del albañil jajjajajaj nada laurita pasaba a decirte que estoy en Palencia de vacaciones pero oscar se tuvo que quedar jijiji!! aunque esta todo el día preguntando por mi con el puñetero teléfono jajjajaja!! mañana ya vuelvo ayer estuve en riaño y me di un buen chapuzon guau!! guau!! un besazo para ti y para brunito ya os escribire mas muak!!! muxu muxu y muxu!!! y para tu dueñita y su famili un buen abrazooooooo!!!

Yaciretá dijo...

¿Albañiles? ¿obra? jajajaja.. te prometo que no me esperaba ese final, laurita... jajajajaj! Me has sorprendido:P

Lo de los albañiles y las obras es pa mear y no echar gota... uffff...:S

He vuelto (a mi blog y los blogs amigos despues de un tiempecito asentada en el silencio! Espero verte pronto por mi casa, jeje:D)

muak!

PD: qué gracioso! la palabra de verificación que me ha salido es fulard, jajajaja...

Laura dijo...

Ay Tronita que ya te echaba yo de menos...
Un guau requeteguau para ti...dile a Óscar que mi madre también te escribirá.
Un beso de mi parte y de Bruno.

Laura dijo...

Yaciretá... ¡bienvenida a casa!si hija, albañiles jajjaj...

Paco Guerrero dijo...

donde menos esperas salta la sorpresa,en todos los sitios,he soñado con tus palabras,
un abrazo

Laura dijo...

Paco ¿que has soñado con mis palabras? ¿Con obras y albañiles? ¡pobrecito mío, lo que has tenido entonces han sido pesadillas! jajjaja
Un beso.

Paco Guerrero dijo...

dicen que la excepcion confirma la regla,tuve la suerte de conocer a unos albañiles que hcieron que no tuviese pesadillas,y acabaron sus promesas de tiempo a tiempo.
rara flor me encontre,y que pronto volvere a llamar,pues necesito otra reforma,espero que las pesadillas esten lejos,al menos.
tus palabras me siguen haciendo soñar.
un abrazo