Datos personales

Mi foto
Soy una perra mestiza. No creo en las razas, si en las especies. Y en las especias...porque yo soy especial.

viernes, 5 de marzo de 2010

¿Qué está pasando?

10 comentarios:

Arantza G. dijo...

Creo que está enojada y harta ya de nosotros nos está devolviendo el dolor.
Besos guapetona

Alfonso dijo...

Escribo en mi blog sobre eso... no creo que pase nada especial. Pasa lo de siempre ¿no? Terremotos, inundaciones, huracanes. Ha habido todo la vida, lo que pasa que ahora nos enteramos. No es que ocurran más. Ha habido siempre :)
Otra cosa es que el género humano se porte bien o no. Pero en cuánto a catástrofes naturales, todo va como siempre, pienso yo.

Laura dijo...

Arantza, creo igual que tu,la Tierra nos está hablando, alto y claro.

Laura dijo...

Alfonso, pues yo creo que el tan traído y llevado "cambio climático" está ya aquí y aunque se haya producido con anterioridad, los humanos hemos contribuido a acelerarlo.

yoyoyo dijo...

Al final parece que nada es gratis. La humanidad lleva demasiado tiempo sacando todo lo que puede de la tierra y ésta protesta

capitanlio dijo...

pues yo creía que los de mi profesión íbamos a sacar tajada del calentamiento (me dedico a elementos para protección solar, "toldos de toda la vida" ) y llevamos un añito que no se ve el Lorenzo

Laura dijo...

Yoyoyo, pues si...

Laura dijo...

Capitanlio, ya verás como este verano te "jartas"... que aquí pasamos del traje de neopreno al bañador, ya lo verás...

Nerina Thomas dijo...

Es muy triste todo esto Laura.
Todo se derrumba, se deteriora, se quiebra, se marchita.
El dolor camina por las calles, hay hambre, desolasión, angustia. La gente cada día está más triste, muchos han perdido el norte y eso es muy duro.
La ambición desmedida, la falta de trabajo, que no alcanza el jornal, los alquileres son muy altos, el dinero no vale nada.
Sólo quien está en su eje, puede seguir de pié.
Fue así siempre y lo seguirá siendo.
Agradecer con lo que uno cuenta, lo poco o lo mucho y continuar el camino.
Sin perder el norte.
Oye: me puedes enviar textos al mail . ? para compartir al aire? gracias
un abrazo

Liliana G. dijo...

Es triste que la tierra tenga fiebre, pero más triste aún es que seamos nosotros quienes la estamos enfermando.
¿Tanto nos cuesta bendecir sus frutos y su suelo? ¿Tanto nos cuesta cuidar de su lecho?

Besotes, Laura querida.