Datos personales

Mi foto
Soy una perra mestiza. No creo en las razas, si en las especies. Y en las especias...porque yo soy especial.

domingo, 5 de diciembre de 2010

Polo Ralph Laura



Como perra vuestra que soy os debo una explicación, y yo os la voy a dar: (sirva esto como mi pequeño homenaje a Berlanga)
Vivo en un lugar al que llaman ciudad. Es tan grande que sí se puede denominar así, además, cuenta con todos los incovenientes de las grandes ciudades: hay mucho ruido, un tráfico horroroso, las cuentas hablan de muchísimas personas en paro, es decir, sin trabajo... pero yo no me lo creo porque cuando hacen manifestaciones para pedir empleo solo van cuatro gatos con pancartas armando jaleo por las calles, que digo yo, que si de verdad las cifras fueran las correctas era para que salieran todos a las calles en una sola voz, pero no, aquí solo se manifiestan cuando hay una procesión. A mi, personalmente, mejor dicho, perrunamente, no me gustan las procesiones porque los tambores, al igual que los truenos de las tormentas, me asustan una barbaridad y tampoco soy amiga de las aglomeraciones.
Curiosamente, esta "gran ciudad" también se parece mucho a un pueblo pequeño, y es que todo el mundo se conoce, una no puede ir de incognita a ninguna parte, no hay apenas actividades culturales y las que hay se reducen a unas cuantas exposiones en locales privados, un teatro, eso si, maravilloso, que se esfuerza en programar espectáculos de nivel y para de contar porque lo que llaman "cultura" es lo que yo llamo tradiciones. En este lugar remoto, antaño famoso por sus vinos y caballos, se pretende seguir anclados en un pasado decimonónico que aburre a las ovejas y si no sales en la foto, no eres nadie. Eso si, para salir en la foto has de cumplir una serie de requisitos por aquello de que una imagen vale más que mil palabras y aquí la imagen se cuida muchísimo. O mejor dicho, si no das la imagen que se quiere, no cuentas.
Dicen que son europeos porque han "¿puesto?" un carril-bici, pero las que cedió el Ayuntamiento duraron nada y menos ¿qué pasó con esas bicicletas? ahora lo que queda es el recuerdo, cual monumento a la bici desconocida, de los aparcamientos que se instalaron en distintos puntos de la localidad que, entre otras cosas, sirven para que mis congéneres los perros, los marquemos para señalar nuestro territorio.
Ahora llega la Navidad y por unos días se olvidan de todo, es curioso, no les gusta la lluvia, pero en un día como hoy que caen chuzos de punta y hay un tormentón del quince, el personal se va de zambombas, véase cantar villancicos, beber, comer pestiños y todas esas cosas de las fechas. No está mal, hay que divertirse por muy malos tiempos que corran y si, además, dan el vino y los pestiños gratis, ni cien mil palabras más... También ocurre que, de repente, como que se les ablanda el corazón y se vuelven más solidarios que nadie, todo son actos benéficos, rifas, mercadillos y venta de calendarios, hasta los rumanos que pululan por el centro se han apuntado al carro de los almanáques con las imágenes de todos los santos del mundo... el resto del año ahí te pudras que ni la lastimera letanía de la mujer tullida al lado del Gallo Azúl repitiendo "señooora, señooora" les conmueve lo más mínimo.
En este lugar, si vistes informal, o sin nada, como voy yo, a pelo, de nada sirve que digas que te has apuntado a la moda del "low cost", ni te miran... es por eso que he decidido que, para una vez que me explayo, vestirme de Ralph Polo, o mejor dicho de Polo Ralph Laura...
(¿continuará?)
P.D.- Ni entro, ni salgo en las reivindicaciones de los controladores aéreos, pero desde mi perruna opinión, han demostrado que la unión hace la fuerza... que tomen nota los que se hacen llamar sindicalistas (¡Guau, lo que he dichooooo!)

14 comentarios:

~ Rodrigo Malaventura ~ dijo...

Os prodigáis poco, mi Señora, por este éter informático,... pero no me cabe la menor duda, de que cada entrada que hace Vuestra Merced, deja una huella indeleble,... digamos que como cuando ardió Troya,... Jaja.

Gestos de señooor variados.

Alfonso dijo...

Sí que vuelve con fuerza Laura jeje, no ha dejato títere con cabeza jj, la foto, de marco :)

Laura dijo...

Gracias mi Señor Don Rodrigo!

Laura dijo...

Alfonso, a mi es que las tormentas me afectan... jjajajaj

yoyoyo dijo...

Un poco pija tu perra, Isabel. Díselo de mi parte pero con cariño. En cuanto a lo demás, comento lo más suave, lo de las bicis. He estado recientemente en Valencia y en Alicante y no falta ni media bici del ayuntamiento y yo estaba la mar de contenta con ese civismo. La gente las usa muchísimo (y mas ahora que doña Rita ha decretado en Valencia que no se puede atar las bicis a farolas y árboles). A mí lo de las bicis públicas me parece una gran idea. Besos

capitanlio dijo...

pensamientos auténticos ...............aunque, que podíamos esperar de un can,que viste Ralph lauren,

Moncho López dijo...

Hola preciosa! Qué de tiempo! ya echaba de menos leer tres o cuatro veces tus relatos para entenderlos... jjj.
También echaba de menos polemizar contigo.
Cari, que unos millonarios abandonen el puesto de trabajo dejando en el caos aéreo al país... no es sindicalismo, es es un golpe de mano. Salvando las distancias - mucha mucha distancia- una huelga de transporte fue el detonante del golpe de Pinochet. Por cierto - lo que hace el aburrimiento-, ¿no te suena rara la tibieza con la que el PP ha aborado el asunto? ¿No es extraño que en una asonada los golpistas estén casualmente siempre en el lugar indicado en el mometo oportuno? - Teoría de la conspiración Nº 63-.
Bonito polo... pero Laura, como tu ama te empiece a poner los patucos y la ropita que se le quede pequeña a la niña, lo llevas claro.
Besote!!!

Laura dijo...

Yoyoyo, lo del pijerío iba con segundas jajajja... y lo de las bicis, pues eso, que es una pena. En Sevilla por ejemplo, es todo lo contrario, los ciudadanos se han unido a la bici que es un gusto y da gusto.

Laura dijo...

Capitanlio, un can que viste Polo Ralph Laura jajajajaja...

Laura dijo...

Moncho, una primera aclaración: quien me ha puesto el vestido de la niña que se le ha quedado pequeño ha sido mi pare (que es un cachondo mental) y no mi mare, que también lo es pero en este caso él se adelantó y ella aprovechó la coyuntura jajjaj...
En segundo lugar, que ni entro ni salgo en la idoneidad o no de lo que han hecho los controladores, ni si son justas sus reivindicaciones o no lo son, aunque prefiero que ellos ganen unos sueldazos por hacer el trabajo que hacen que tener que pagar de mi bolsillo los salarios millonarios de muchos políticos, pero eso daría para otro post. Solo digo que la unión que han demostrado esos trabajadores es digna de tener en cuenta, igual que alabé en su momento la huelga que hicieron los trabajadores de Onda Jerez en la que lo que más me gustó fue la gran unión de todos... y si te soy sincera, la reacción del Gobierno no me ha gustado nada... y no creo que aquí vaya a ocurrir como en Chile, al menos no lo deseo, pero sí sería conveniente que más de uno se pusiera las pilas a raíz de este asunto.

Maripaz Brugos dijo...

Laurita ademas de guapa asi vestida, dices verdades como puños...has vuelto con mucha marcha, jejeje.

Muchos besitos.

Liliana G. dijo...

Holaaaaaa dulzura :)

Ay, nena, que en todos lados se cuencen habas y no hay más remedio. Esta ciudad es como la tuya, grande y ruidosa, pero aquí no se conoce nadie, y pocos somos los que nos encontramos estando en un lugar lejos de casa. También por aquí hay un loock con las bici, pero les ha agarrado con todo. Acaban de inaugurar kilómetros de bicisendas y el gobierno de la ciudad ha implementado el préstamo de las bicis como en otros países (dicen). Lo que yo no sé es cuánto van a durar, por aquí si se pueden robar los bancos de la plaza, se los roban.
Estas fiestas dan para todo, nena, allí, aquí y en cualquier parte.

Besos repartidos, más para Elvira que para vos (perdón :))

María José Romero dijo...

Está claro quien es la buena aquí ironizando, me quito el sombrero porque lo mío se queda en bragas al lado de lo tuyo... Cuanta razón tienes, en lo de los parados y sus manifas, en lo de las bicis (desaparecidas en combate), en lo de la Cultura (ni un conciertito decente lejos del flamenco... aquí no saben que hay ciudadanos que lo respetamos pero no nos gusta), en fin, mucha ciudad para tan poca chicha.

Sergio dijo...

já.