Datos personales

Mi foto
Soy una perra mestiza. No creo en las razas, si en las especies. Y en las especias...porque yo soy especial.

jueves, 2 de octubre de 2008

Houston, Houston!!!




Después de lo que me ha pasado esta mañana, Houston, creo que tengo un problema. Me gusta aprovechar estos días de principios del otoño para pasear por las calles. Los olores se me antojan nuevos y hasta la luz del sol parece diferente, iluminando pero sin cegar.
Al mediodía hacía calor y como, siendo como soy una perra, no tengo por costumbre sentarme en ninguna terracita a tomar unas tapas y una cervecita. De buen grado lo haría, ahí tumbadita a la sombra de un naranjo, pero los camareros me miran raro, tengo que llevar a un humano para que me hagan caso. Iba sola así que aproveché el despiste habitual de la puerta del ayuntamiento presidida por dos guardias de escayola. Si porque nunca se mueven, la mirada perdida. Allí siempre se está fresquito. En invierno más que fresquito, pero hoy aún no es invierno. Se veía poca actividad. El suelo tan limpio y brillante que me reflejaba en ellos. Me entretuve en observar lo bien que me queda mi nuevo look tras pasar por la peluquería. Pero como quiera que no me gustan esos espacios tan desangelados me colé en una habitación donde había personas. En el fondo siempre me siento a gusto cuando estoy acompañada. Un señor con chaqueta y corbata se acababa de sentar ante el público. Tenía bigote. Parecía serio. Pero los que le escuchaban tomaban apuntes. Por un momento pensé que me había equivocado de edificio y en lugar del consistorio me había metido en un colegio. Los alumnos eran muy mayores, así que me acordé de aquella vez que estuve en un pleno y recordé que hay una especie entre los humanos a los que llaman periodistas. Gente muy rara y variopinta a la que le cuelgan unos apéndices de cables que conectan a unos aparatos que después insisten en repetir, imitando la voz, lo que dice la gente que da las conferencias. Otros tienen un tercer ojo que les sale del hombro, probablemente sea un ojo con dificultades porque no hacen más que rascarse el enorme párpado con las manos y acercarse mucho al que preside el acto. En cualquier caso, el hombre del bigote hablaba quedo y eso, para mi, que soy una perra tranquila y comodona es toda una invitación a entrecerrar los ojillos y dejarme llevar por la vida como en un suave letargo.
Pero hete aquí que el caballero del bigote en el labio pronunciaba sin parar unas siglas que me no me permitían concentrarme en mis ensoñaciones: erre, ese, e...insistía recordando a los presentes que luego, más tarde, lo explicaría con otras palabras...erre, ese, e...
No sé cuánto tardó en dar las explicaciones, los periodistas se miraban entre si sin dejar de escribir. Al final creo que, hasta yo, adormilada como estaba, me enteré de algo. Erre de responsabilidad, ese de social, e de empresas. Responsabilidad social de empresas. ¿Me sigues Houston? Mira que el problema empieza aquí. Resulta que han gastado diez mil euros ¿o debo decir invertido? en contratar una consultora que se encarga de decir a la empresa que gestiona el señor del pelo blanco y bigote, que tiene que integrar aspectos sociales tales como calidad del empleo de los trabajadores, formación continua, cumplimiento de la legalidad con los clientes, ofrecer seguridad y salud del producto que vende o servicio que presta, la no discriminación por sexo, raza, religión o discapacidad. Que le dice la consultora también que hay que proteger los derechos humanos y no forzar el trabajo, mucho menos a los niños. Que no debe aceptar corrupción o soborno, que debe permitir la libre competencia. Por supuesto, no hay consultora que se resista a no hablar del medio ambiente (¡pero si ya no es ni un cuarto de ambiente siquiera!), y así recomienda no emitir gases, vertidos, residuos contaminantes.
Houston yo creía que ser una perra llevaba incluido rascarme la oreja con la pata de atrás. Creía que es inherente al ser canino ir oliendo el suelo mientras camino, levantar la pata para orinar o , en mi caso, agachar el culo. Y por supuesto mover el rabo muy rápidamente cuando estoy contenta o sé que voy a comer, jugar o salir a la calle.
Houston, Houston ¡necesito una consultora! Bien es cierto que no dispongo de diez mil euros, pero es casi seguro que eso es muchas bolitas de pienso juntas. Pero necesito saber si al rascarme ha de ser con la pata derecha la oreja derecha o la izquierda. Saber si el rabo he de moverlo hacia los lados o de arriba hacia abajo. Y por supuesto, Houston, necesito conocer si para mear tengo que levantar las dos patitas o continuar agachando el culo.

9 comentarios:

Vegetable Man dijo...

la ultima frase me ha encantado. Curioso este blog cuanto menos

eva dijo...

tu tranquila que como perrita solo tienes que preocuparte de ser feliz, y con 10000euros serías el perrito de la primitiva que no recuerdo su nombre. Un besito

Laura dijo...

Pancho...se llama Pancho jjajja...es que mi hermano perruno se llama así porque es igual que el del anuncio jajjajj.

Anna dijo...

jajaja muy bueno,pues si,con 10000 euros puedes comprarte mucho pienso... bicos!

Alfonso dijo...

Ay, Laura, es que tú eres una perrita y no te enteras bien. Si está claro, mira:

Es como “una herramienta de gestión y mejora continua que permitirá aumentar la satisfacción de las partes interesadas y nuestra eficiencia como ventaja competitiva para ser más rentable social y económicamente, ahora y en el futuro”.

jijijij (viva el lenguaje claro y conciso)

bienvenida al mundo de los humanos y señores con bigotes jijijijij

Laura dijo...

Va a ser eso, que como soy una perra feliz, hay cosas de los humanos que no termino de entender...

yoyoyo dijo...

lo de tumbada a la sombra del naranjo, si encima te dan la cervecita ya sería placer de dioses. Humanos o perrunos me da igual. El resto... para pensar. Un abrazo

Auggie Wren dijo...

Ya tienes enlace en el estanco.

Sláinte.

Gu1ta dijo...

Laura, no hagas caso lo que te digan. Efectivamente, necesitas asesoría "perrunalizada" para explicarte estas cosas.
Déjame hacerte una cotización y verás que por el cargo y posición que ocupas no será muy alto, es un precio a tu alcance (40 0 50 bolitas como máximo) y además obtendrás muchos beneficios que sólo una consultora como la mía te puede dar... te paso mi tarjeta.

Besitos :-)