Datos personales

Mi foto
Soy una perra mestiza. No creo en las razas, si en las especies. Y en las especias...porque yo soy especial.

sábado, 6 de diciembre de 2008

Milonga del cuento eterno.



Tan pronto como salió a la calle sintió el contacto del frío sobre su rostro. Como siempre cuando hace frío. Como siempre que salía a la calle.
Solo que aquella vez fue como si quemara. Igual que si le hubieran tirado desde un coche un ramo de rosas rojas. Volando hacia su cara sin piedad. Tiñéndole de su color. Tatuándole sin anestesia. Porque las rosas son algo más que una cara bonita.
Yo no quería contar historias inventadas,¡tanto tenía yo qué contar! No sé por qué juramos guardar un secreto. No sé por qué en la vida los mejores momentos ocurren entre paréntesis. O escritos a lápiz en la parte de atrás del folio en blanco. Nadie me creería si lo contaba. Era imposible. ¿Imposible? Amores furtivos con carita de no haber roto nunca un plato. Absueltos de todo pecado original. Meras copias de besos robados a la noche.
Si, yo estuve allí. Yo estuve allí y lo vi. Lo vi cuando sus pensamientos se confundían con el tacto. Y recreaba imágenes de pétalos de flores que se abrían entre sus muslos. Lo vi cuando bebía el agua de su boca a tragos suaves y sabrosos. El agua que hacía arder la leña seca. Lo vi cuando cerró los ojos y una suave mueca de placer le sonrió los labios secos. Como la leña que hacía chispas a su alrededor. Quemándose entera. Lo vi. Yo estuve allí y lo vi. Si, yo estuve allí.
Yo no quería inventarme aquella historia. Yo no quería guardarme aquella historia. No sé por qué juramos guardarlo en secreto. No era imposible. El folio se había escrito por delante. Y por detrás. Nadie me creería si lo contaba. Un amor furtivo con carita de no haber roto nunca un plato.
Y es que aquella noche hacía frío. No hay nada mejor que un buen cuerpo en donde cobijarse. Para dar cobijo. Pero al salir a la calle, sobre un charco flotaban rosas rojas despedazadas. En su rostro la manzana empezó a ruborizarse. Y es que aquella noche, a pesar de la lluvia, hacía frío.

10 comentarios:

Leyendas dijo...

Ay, el amor, el amor, el amor... Hay tanto amor en la vida de una persona para dar que lo que pienso es que nos falta tiempo para vivirlos! Pero te digo algo, amiga mía, los secretos no exiten!
Bravo Laurita.

Laura dijo...

Nadie me iba a creer.

Maripaz Brugos dijo...

Laura, es verdad que es muy importante encontrar el cobijo, en aquellos que amamos y nos aman ...

Describes el amor, como alguien que lo lleva muy adentro ...

Seguire leyendo tus relatos para empaparme de tu imaginacion, de tus sueños, de las cosas que amas ...

Un beso

Ecasper dijo...

A mí me dejan K.O. el 90% de tus frases. Todas significan otra cosa (para mí), todas esconden algo. Todas tienen ese no se qué que qué se yo.

"No sé por qué en la vida los mejores momentos ocurren entre paréntesis."

Jo. :')

eva dijo...

gran verdad que los mejores momentos se escriben entre prentesis
(Besitos)

Nerina Thomas dijo...

Los mejores momentos, son aquellos que creamos desde nuestra mejor buena voluntad. lOS QUE VAMOS ATESORANDO SIN DUDA. eN PARÉNTISIS O CON PINTO Y APARTE, ENTRE COMILLAS, como se nos presente la vida. un abrazo de oso

Laura dijo...

Aquí llueve. La lluvia me trae recuerdos. Para que no duelan hay que sacarlos fuera.
Gracias.

Arantza G. dijo...

Una preciosidad el texto.
Mil gracias por descubrirte.
Me ha encantado, así como tu visita.
Tienes una amiga más.
Sabes...desde que empecé a escribir (hace mucho tiempo) todos mis poemas van en lapicero y de hecho, los guardo en una carpeta así.
Después llegó el ordenador pero aún así, sigo con mi lapicero; es curioso, me da seguridad a la hora de escribir.
Y tienes razón; las cosas importantes y en ocasiones las más bellas, están en lapicero.
Un cariñoso beso.

cara_cola dijo...

La vida misma lo es. Curioso amiga, llevo meses pensando en los paréntesis que nos guardamos en lo más hondo de nuestra alma. Estoy de acuerdo contigo en como lo describes: no podia ser de otra manera.

VIVIR dijo...

Después de lo que te dice leyendas a la que tantisimo quiero... sobran mi palabras...

¡Que Dios te bendiga Laurita...!

Que chorreas arte por todos tus poros..................