Datos personales

Mi foto
Soy una perra mestiza. No creo en las razas, si en las especies. Y en las especias...porque yo soy especial.

sábado, 13 de junio de 2009

... ni concierto.



Está sonando el piano. Yo no puedo dejar de pensar que la melodía que me envuelve es imposible de bailar. Tan solo, como mucho, mover los brazos torpemente como si quisiera empezar a volar. Emulando a un director de orquesta sin orquesta. Sin batuta. A un pingüino sacudiéndose la nieve. Se incorporan los violines en un vals acompasado que mis torpes movimientos por el salón, con los ojos cerrados, para escuchar mejor la música, solo consiguen que tropiece con los muebles para desconcentrarme a cada nuevo intento.
Sonrío con la mueca del que sabe que nadie le observa, con el pensamiento de creerme loca por perder el tiempo soberanamente entre sonido y sonido. Pero tan soberana como una reina me siento donde solo mando yo. Donde me ordeno danzar hasta olvidar mi propia y absurda existencia. Derviche giratorio hasta caer mareada sobre el sofá y comenzar el vuelo del sueño de ojos abiertos. Es entonces cuando soy la heroína de una película de amor prohibido, la Julieta que jamás se suicidaría por Romeo, solo la que se hizo la dormida. La que después de verle yacer inerte a su lado le besa en los labios esperando conjurar el hechizo de la Bella Durmiente, la que se marcha por la puerta de atrás para buscar una nueva identidad alejada de padres Capuletos y Montescos, de palacios y ropajes de seda. Es entonces que me convierto en la ayudante de Indiana Jones y descubro los misterios del Santo Grial para guardarlos en mi memoria y no contarlos, para que sigan buscando, para que no se agote la magia. Para que no dejen de hacer películas. Para que yo no deje de inventármelas mientras suena el piano. Mientras cantan los violines enamorados de los dedos que suavemente pulsan sus cuerdas y acunan su cintura en el cuello de su amante, asfixiándolo de pasión.
Es entonces cuando me marco un tango arrabalero de puñal en la liga, de clavel en la boca y agotada, sin aliento, decido escribir en mi diario: hoy decidí gastar mis energías, las pocas que me quedan tras las rachas de levante revolviendo insistente mi cabello, en ser feliz. Porque mi vida, cuando vive, no tiene orden ni concierto.

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Haber sobrina... escribe un libro que te vas a "jinchar"... esta entrada es de final de copa de europa CR y kaka incluidos.... vaya poeta de amiga que tengo...

¡vaya pedazo de sobrina! que tengo...

ole, ole y ole .... ¡viva tu!

No se que me pasa en tu blog que no sale VIVIR

No pasa nada. Soy el tito Juan

Un beso

Laura dijo...

Tito Juan, yo tampoco sé por qué no sale Vivir, pero se te conoce a la legua aunque ponga anónimo jajja...Me ha gustado mucho la matización, que yo te la copio: ¡vaya pedazo de amigo que tengo! ¡vaya pedazo de tito que tengo!
¡Qué grande eres!

Alfonso dijo...

Aunque el levante nos vuelva locos, no quiero una vida con orden y con conciertos impuestos. Ordenes tenemos a diario, aunque lo peor son las personas que nos ordenan, que esas tienen mucho orden, escuchan conciertos, pero no tienen aciertos. Mejor definitivamente, gastar las energías en ser feliz.

Arantza G. dijo...

Siempre es un placer pasear contigo por las palabras pero hoy siento algo especial, tal vez una cierta rebeldía y me he encontrado cómoda en ella.
Un beso

El Capitán Escarlata dijo...

Dicen que Glenn Gould bailó, durante una grabación, el Aria de las Variaciones Goldberg,... si él lo hizo,... Vuestra Merced, también.

Expresiones bailarinas varias.

Laura dijo...

Alfonso, muy, pero que muy acertado tu comentario.
Dí que si.

Laura dijo...

Arantza, ¿Bailamos?
Un besote.

Laura dijo...

Mi Capitán, yo bailo hasta la música del telediario jjajjaj....

Liliana G. dijo...

Hermoso texto, Laura, pero triste. ¿Tus últimas energías? Da la sensación que sólo soñando hay felicidad, cuando la felicidad es un ingrediente más en la vigilia de la vida. Soñar es hermoso, vivir es divino.
Un besote inmenso.

Laura dijo...

No Liliana, no es triste, bueno, más bien lo enfocaba hacia la rebelión jjajja...a dejar se ser borregos y dirigir nuestras propias vidas.

Paco Guerrero dijo...

estoy de cuerdo con el tito,tus palabras llegan,cada vez mas lejos.
abrazos.

Laura dijo...

Paco.... uf, con el calor que hace es lo más refrescante que me podías decir. Gracias compi.

Moncho López dijo...

Tiene razón Alfonso. Qué más da mientras no te la ordenen. Y si tienes un perrito que te ladre, y que te la desordene un poco más... mejor que mejor.
Un beso.

Laura dijo...

Jajjaj, Moncho, yo tengo dos perros, no uno, dos: Bruno y Laura jjaja...¡viva el caos! jjajja

Arwen dijo...

Me encanta venir a leerte que se que llego tarde pero llego que es lo importante..me das mucha paz y ese mundo inventado de personajes de ficcion es a veces un escape en nuestra realidad diaria que atrapa...muchos besitos Laura que arte tienessssss...

Laura dijo...

Arwen, es que escribir es mi válvula de escape. Escape de una realidad, a veces monótona, a veces demasiado acelerada. Crear mundos paralelos me ha divertido siempre.
Gracias cielo.

Angie dijo...

me uno al baile yo tambien! que parada el esqueleto se oxida..

besos. Angie.

yoyoyo dijo...

veo que no estás nada desconcertada

Laura dijo...

Angie, eso, bailar, bailar, bailaaaaaaaaar jjajjaj

Laura dijo...

yoyoyo, pero qué lista que eres.... jjajjaj

Nerina Thomas dijo...

Siempre es un placer leerte.
Cada vez que te visito, encuentro un vals con tus palabras y lo bailo mientras leo.
Te llevo en mi corazón